El fandango


El fandango es un baile popular típico de España, declarado Bien de Interés Cultural en 2010, y también de algunos lugares de América Latina, por ejemplo en el sur del estado de Veracruz, en México.  Wikipedia

jarochoEl fandango es una de las expresiones culturales más viva en los pueblos veracruzanos del sur, se conforma de baile, música, la versada y los sones.  Los versos comunican, recuerdan y socializan hechos pasados de las comunidades.

En el estado de Veracruz, tierra alegre por excelencia, se bailan los “fandangos” mientras se ejecutan sones, huapangos, jarabe, etc., esto lo realizan hasta que se cansan y luego son sustituidos por otros en un continuo relevo.

Según menciona Roberto Peredo Fernández, “en Veracruz existen dos variantes: huasteco y jarocho. Este último abarca una región de Oaxaca. El fandango jarocho ocurre alrededor de una tarima de madera, construida para eso, variable de tamaño, junto a la que se reúnen músicos, cantadores, trovadores, bailadores y espectadores. Una de sus características más sobresalientes consiste en que tanto en el baile como en el canto debe privar la improvisación. Varía por regiones su instrumentación: en el puerto de Veracruz y zonas adyacentes se acompaña con arpa, jarana y violín; en la zona del Papaloapan, privan las jaranas y guitarras de son o requintos; hacia Los Tuxtlas es usual la jarana pequeña o mosquito y requintos de doble cuerda que igual se puntean o rasguean; en la zona del Istmo las jaranas suelen ser de caja grande y brazo corto, de sonido muy agudo, y las guitarras graves. Con el tiempo los músicos han agregado el güiro, la armónica, el pandero, la quijada de burro, etc. Es común que se utilicen los términos son jarocho o huapango, por fandango. En el Sotavento, se acostumbra hacer agujeros a los lados de la tarima donde se efectúa el fandango, para que resuene de mejor manera el taconeo, es decir para que respire el golpe. Peredo (1993: 121, 133)”.

jarocho[2]

Fandanguillo o huapanguillo.  Son de parejas, uno de los más singulares del baile jarocho, en el que las relaciones entre él y ella han llegado a grado tal, en que se pueden escuchar los reclamos airados de uno a otro cuando se dice una bomba:

“Cuando tú me pretendiste,

Ya no sabías que decir,

Para qué me prometiste,

Si no lo habías de cumplir”

(Frag.). (H. Aguirre Tinoco) citado por Peredo

Los fandangos se remontan a la época de la colonia y se puede ver en su ejecución la influencia española por sus zapateados en tiempos de seguidillas, peteneras, sevillanas, etc., ejecutadas con pisadas fuertes de punta y talón, pie y respunteados.

Las evoluciones se ejecutan sin tener contacto entre las parejas, es decir, frente a frente cruzándose y siguiendo el hombre a la mujer como en un cortejo.

“El Palomo” es el baile típico de amor y por lo general se baila por una sola pareja.  Imita el enamoramiento de los palomos, pues la falta de la mujer imita las alas de la paloma, con las cuales trata de apresar a su palomo, alejándolo después con coquetería para conseguir que él siga cortejándola, para que en la parte final del baile se presenten los arrumacos de la conquista lograda por él y el triunfo de la paloma.

Pour_161

Pareja de baile jarocho. Dibujo de Luis Covarrubias.

El vestuario es adecuado al clima y a las posibilidades económicas de la mujer, que aprovecha estas ocasiones para lucir finas telas y costosas alhajas, a diferencia del hombre donde el traje es particulamente igual.  La mujer porta una blusa con encajes en el busto, enaguas blancas con encajes y pasalistones, enaguas de encima (falda) de tela delgada y muy amplia, larga y con cola, con tres olanes ribeteados de encajes; delantal negro con bordados por un lado y largos lazos anudados atrás; pañoleta de encaje o tela delgada; abanico suspendido al cuello por una cadena de oro o en su defecto por un listón negro; un rebozo de cualquier color sujeto en los brazos y colgando ligeramente atrás.  Un aditamento adicional puede ser un pañuelo de seda de color colgado en un costado en la cintura, mismo que es usado para enarbolarlo frente al compañero en el “toro”.

El tocado lo acostumbran pasando las trenzas sobre la cabeza con un moño enfrente, del color de la falda.  En la parte posterior colocan “El Cachirulo”, que es una peineta circular, el cual es el accesorio más importante en el tocado de la mujer jarocha, pues mientras más antiguo, valioso y vistoso sea, con más orgullo lo portan pues algunos han pasado de generación en generación.  Igual acontece con los aretes, cruces y bejucos con que se engalanan y a los cuáles llaman “prendas”. Usan zapato de tacón para marcar bien los zapateados.

Sin embargo, el uso del blanco en el traje corresponde más a un atuendo de boda y, a un estereotipo de la vestimenta jarocha popularizada por las películas mexicanas pues en el diario, los trajes de las mujeres suelen ser de colores distintos en su mayoría en tonos claros y sólo usan el “cachirulo” en bailes de exhibición pero muy escasamente en  fiestas y “fandangos”.

Foto: Secretaría de Turismo de Veracruz

Foto: Secretaría de Turismo de Veracruz

En el hombre la indumentaria es más sencilla, pues consiste en sombrero de petate, guayabera blanca, paliacate, pantalón y banda o faja, que usan cuando corresponde bailar “la Bamba”. Usan botines o zapatos de una sola pieza. La costumbre masculina del paliacate al cuello tiene su origen en el hábito de proteger del sudor, y evitar ensuciar la camisa o guayabera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s