Procesión del Silencio, tradición en San Ángel


Con información del Museo del Carmen

La Procesión del Silencio se realiza los viernes santos a las 18:00 horas, partiendo del atrio del Templo de Nuestra Señora del Carmen en el barrio de San Ángel, al sur de la Ciudad de México.  Aprovecha para visitar los distintos Altares de Dolores.

En cada ciudad o municipio de nuestro país la religión católica muestra a sus fieles, de acuerdo a su tradición y fe los últimos días de Jesús, y es la Procesión del Silencio, una de las más importantes representaciones del fervor religioso y del folclor a través de esta tradición.

Las procesiones son una manifestación del culto público a la divinidad, misma que la iglesia católica adoptó en su tarea evangelizadora.

Fue a partir del siglo XIII cuando los primeros cristianos hacían representaciones para reproducir los pasajes más importantes de la vida de Jesús, como su Pasión y muerte, pues representan el principio básico de su doctrina.  Son los franciscanos, los primeros en realizar un Vía Crucis por las calles de Jerusalén.

En la Nueva España, fueron los franciscanos los primeros en realizar procesiones, pero fueron los frailes carmelitas llegados hacia 1585 los que instituyeron en la ermita de San Sebastián en la Ciudad de México, las peregrinaciones de Semana Santa a la usanza española, particularmente a las de Toledo y Sevilla, entre las que destacaban las Procesiones de Sangre y los Pasos de la Pasión, llamadas así por la rígida penitencia que incluía castigos físicos.

La tradición se extendió por varias de las fundaciones carmelitas, como la de San Luis Potosí y Querétaro, donde hasta la fecha se lleva a cabo este ritual.

Fue Fray Nicolás de San José, trasladado del Convento del Carmen de San Ángel, hacia la ciudad de San Luis Potosí en 1954, quién instauró en ese estado la primera procesión que nació de la devoción de los primeros toreros potosinos a la Virgen de la Soledad.

El barrio de San Ángel, con su colegio carmelita, adoptó también la tradición de la Procesión del Silencio, esto en el atrio del Templo de Nuestra Señora del Carmen y con la participación de las cofradías de los pueblos de Tizapán, Tetelpan, Contreras y San Bartolo.

Desde muy temprano el Templo abría sus puertas para adornar el altar principal donde será depositada la imagen de La Dolorosa. Antes de la procesión, la gente recorría las casonas del barrio donde se colocaban altares, rezaban rosarios y hacían peticiones especiales a la Virgen.

Ya en la procesión, era costumbre que participaran tres niñas que representaban a las mujeres que acompañaron a Cristo en la Pasión.  Una de ellas, llevaba un carrizo con un moño blanco y azares, otra el rostro de Cristo y la última una jarra con agua perfumada.  Las señoras de la aristocracia sanangelina vestían de luto y salían ataviadas con mantillas españolas y hermosas peinetas; mientras que las mujeres del pueblo, de una forma más modesta, usaban prendas de algodón o manta, cubriéndose con rebozos.

La procesión se dirigía a la Plaza del Carmen, subiendo por la calle de la Amargura hasta llegar a la plaza de San Jacinto, donde era colocado un púlpito bajo uno de los fresnos y en el que un fraile recitaba el sermón de pésame para la Virgen.  Al finalizar esta breve homilía, La Dolorosa era trasladada nuevamente al Templo de Nuestra Señora del Carmen y colocada en el altar principal, donde los fieles la acompañaban con oraciones y penitencias, esperando la llegada del sábado de Gloria y el domingo de Resurrección.

Actualmente, esta tradición perdura en este barrio, donde cada Viernes Santo se realiza esta expresión de fervor que une a la comunidad sanangelina y comunidades vecinas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Convento de San Ángel fue diseñado por el carmelita fray Andrés de San Miguel para ser colegio y monasterio. La primera piedra se colocó el 29 de junio de 1615 y contaba con una enorme huerta que gracias al paso del río Magdalena llegó a tener más de 13,000 árboles frutales. El templo se empezó en 1624 bajo la advocación de San Ángelo Mártir, y de ahí derivó el nombre actual de la población. La fachada es de estilo herreriano y sobresale su espadaña o campanario y, sobre todo, sus tres hermosas cúpulas revestidas de azulejo.

Templo de Nuestra Señora del Carmen- Foto Carmen Lira Resendiz

Otras importantes tradiciones de San Ángel son la Semana de Pascua y el jueves de Amapolas y La Feria de las Flores.

Anuncios

4 thoughts on “Procesión del Silencio, tradición en San Ángel

  1. Pingback: La Feria de las Flores de San Ángel | Como en el tianguis

  2. Pingback: Semana de Pascua y Jueves de Amapolas en San Ángel | Como en el tianguis

  3. Pingback: Viernes Santo | Como en el tianguis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s