Procesión del silencio, fervor que perdura


Encontré este artículo en internet y me pareció sumamente interesante, por eso decidí transcribirlo tal como lo escribió la autora, respetando incluso las imágenes que lo ilustran, pero integrando un video sobre la Procesión del silencio en San Luis Potosí.

 Por María Emilia Díaz Pérez

Cada Viernes Santo, en la mayoría de los templos católicos del mundo hispano, tiene lugar la Procesión del Silencio, que según el vicario judicial del Tribunal Eclesiástico de la Diócesis de Torreón, Padre Ramón Sevilla Flores, S.J., es una representación plástica en la que cofradías o grupos de laicos, se integran en una especie de peregrinación de carácter reflexivo (sin cánticos ni rezos) para acompañar a la Virgen María en sus horas de pesar por el calvario y la muerte de Cristo.

Tanto en España como en algunas partes de la República Mexicana, esta manifestación de fe alcanza dimensiones de espectáculo, enmarcadas por la tradición y la cultura de quienes las forjan.

La Procesión del Silencio tiene origen inmemorial, algunas fuentes la atribuyen a los primeros cristianos, otras a los monjes Franciscanos, quienes la instituyen en el siglo XIII, al peregrinar por los Lugares Santos en Jerusalén; sin embargo, se tiene constancia de que en el siglo XVI, el primer Marqués de la Tarifa, don Fadrique de la Ribera, fue quien instauró un Vía Crucis viviente en Sevilla, España, como el que él había contemplado en Jerusalén.

Los padres Carmelitas, llegados a la Nueva España en 1585, instituyeron en la ermita de San Sebastián en la Ciudad de México, las manifestaciones de Semana Santa a la usanza española.

Así, la Procesión del Silencio perduró durante el México Colonial e Independiente, llegando hasta nuestros días, y encontrando en otros puntos del país una tierra fértil, como es el caso de San Luis Potosí, Querétaro, San Miguel de Allende, Taxco y aunque de manera más reciente, en la Comarca Lagunera.

La Procesión del Silencio tiene como fundamento los cinco misterios dolorosos del rosario y las catorce estaciones del Vía Crucis, que son representadas por las cofradías.

Cada cofradía la integran niños o nazarenitos y niñas o macarenas, damas y penitentes, quienes deben llevar faroles y estandartes, así como una imagen en andas y a hombros que simbolice un pasaje de la Pasión.

En algunos sitios, como en España, se acostumbra acompañar la procesión con saetas, que es una especie de canto hondo (típico de Sevilla), que transmite dolor, que incita al arrepentimiento, o bien, de una música con trompetas que provoca las mismas emociones.

Mientras que otras comunidades emplean solamente una tambora que va marcando el ritmo de la marcha, al tiempo que pide silencio y reflexión a su paso.

En la mayoría de estas manifestaciones los hombres van ataviados con una túnica del color que distingue a su cofradía y una capucha que se agrega al vestuario, ya sea por humildad o porque el fiel no quiere ser reconocido por quienes las presencian.

Y es que se sabe que a estas procesiones acuden hombres de negocios, políticos, artistas, toreros, y un largo etcétera.

En ciertos lugares los penitentes, además, arrastran cadenas, van descalzos, o llegan al extremo de provocarse dolor y sangrado, pues se azotan o cargan espinas a sus espaldas.

No obstante, el Padre Ramón Sevilla advierte:

“La Iglesia desaprueba actos de penitencia en los que se daña la salud corporal de las personas.

Efectivamente, se pide a los fieles que reflexionen, que se reconozcan como pecadores y luego que tengan la humildad de pedir perdón a Dios, de mejorar su vida, de volver al camino del bien. Pero, quienes se infringen azotes, se sangran e incluso aquellos que se crucifican no están practicando lo que la Iglesia enseña”.

Hoy en día es posible encontrar diversos estilos de procesiones en la República Mexicana, donde La Laguna no es la excepción, pues en cada parroquia o templo se realiza una manifestación semejante, aunque generalmente no con las características majestuosas que se logran en ciudades con arraigadas costumbres ancestrales, pero que son símbolo de su devoción, de su cultura y del interés porque las tradiciones no se disuelvan.

Expresiones de fe en la República Mexicana

Fervor fuera de serie. Morelia.

Este acto religioso se realiza desde hace apenas 33 años en Morelia, no obstante hoy es uno de los más importantes y representativos de todo el país.

El recorrido de la Procesión del Silencio cubre un trayecto aproximado de tres kilómetros, iniciando en el Santuario de Guadalupe a las 20:00 horas hasta llegar a la Plaza Valladolid, en donde tiene lugar la ceremonia de Pésame a la Virgen de la Soledad, aproximadamente a las 21:30 horas.

La marcha continúa sobre la calle de Humboldt para luego dar vuelta en Padre Lloreda y en Velásquez de León, para finalmente arribar al templo de Las Capuchinas.

A lo largo del recorrido hay 11 balcones en donde la multitudinaria procesión se detiene momentáneamente para la pronunciación de las saetas.

PROCESIÓN DEL SILENCIO EN MORELIA, MICHOACÁN.

PROCESIÓN DEL SILENCIO EN MORELIA, MICHOACÁN.

Un pueblo costumbrista. San Miguel de Allende.

Desde hace más de 290 años, en la mañana del Viernes Santo se realiza la sentencia de Cristo en el atrio de la Parroquia de la Santa Escuela, de San Miguel de Allende, Guanajuato; a las 12 del día lo llevan en procesión a la explanada del Jardín para su encuentro con la Virgen María, María Magdalena, María Cleofás, La Verónica y San Juan Evangelista, que son imágenes que pertenecen a la Santa Escuela.

Se representa con romanos y penitentes que llevan en su mano un cráneo y visten sayal de ixtle color morado, siguiendo los pasos del sacerdote que va cargando la cruz.

A partir de las cinco de la tarde, parte la procesión del Santo Entierro, encabezado por el ejército romano, con la imagen de Jesús cargada por los devotos que visten traje negro, así como las señoras cargan la imagen de Nuestra Señora de la Soledad.

Procesión del silencio Morelia2

Un estado que vive su fe. Querétaro.

Desde hace aproximadamente 35 años, en Santiago de Querétaro se lleva a cabo la Procesión del Silencio, la cual tiene lugar el Viernes Santo por la tarde en las principales calles del Centro Histórico de la ciudad, donde diferentes grupos de hermandades y cofradías realizan un recorrido manifestando su gran dolor por la muerte de Jesucristo.

Ese mismo día por la mañana, se celebra el Vía Crucis Viviente, que representa las Tres Caídas y la Crucifixión de Jesús.

Otros municipios de Querétaro hacen de esta celebración todo un ritual como en El Marqués, San Joaquín, Tolimán, Corregidora, Amealco, Peñamiller y Jalpan de Serra.

En estas poblaciones el luto desaparece ante la resurrección de Cristo, y con gran alegría y gozo se lleva a cabo la Quema del Judas.

DESDE HACE APROXIMADAMENTE 35 AÑOS, EN SANTIAGO DE QUERÉTARO SE LLEVA A CABO LA PROCESIÓN DEL SILENCIO.

DESDE HACE APROXIMADAMENTE 35 AÑOS, EN SANTIAGO DE QUERÉTARO SE LLEVA A CABO LA PROCESIÓN DEL SILENCIO.

Penitencia al límite. Taxco.

Los datos disponibles sobre los inicios de la Procesión del Silencio en Taxco no coinciden plenamente.

Hay quienes ubican sus orígenes en el año de 1598, como una devoción traída de Sevilla y Cádiz en España, e iniciada por los frailes que construyeron el Exconvento de Bernardino.

Sin embargo, la forma en que se realiza en la actualidad data de 1949, año desde el que se organiza de manera ininterrumpida.

Las diversas procesiones son escenificadas por alrededor de 1,500 mujeres y hombres que integran las hermandades de penitentes:

encruzados, flagelantes (que se azotan), encorvados, ánimas, cargadores (de objetos e imágenes religiosas) y descalzos.

La procesión es presidida por la Virgen de los Dolores; inicia a las 24 horas en el Templo de San Bernardino de Siena y finaliza en el templo de La Dolorosa.

LOS DATOS DISPONIBLES SOBRE LOS INICIOS DE LA PROCESIÓN DEL SILENCIO EN TAXCO NO COINCIDEN PLENAMENTE.

LOS DATOS DISPONIBLES SOBRE LOS INICIOS DE LA PROCESIÓN DEL SILENCIO EN TAXCO NO COINCIDEN PLENAMENTE.

Impresionante devoción. San Luis Potosí.

En 1954, el padre carmelita Fray Nicolás de San José, trasplantó del Carmen de San Ángel a San Luis Potosí, la primera procesión que nació de la devoción de los toreros potosinos a la Virgen de la Soledad.

Desde entonces, los adoquines de las calles potosinas, en torno a la Alameda y Templo del Carmen, se estremecen al paso de nazarenos, damas y penitentes llevando en andas y a hombros, con fervor y religiosidad, las imágenes de Cristo Crucificado (Señor de los Desamparados), del Santo Entierro (Cuerpo dormido del Hijo de Dios) y de Nuestra Señora de la Soledad.

Con el paso del tiempo, en esta ciudad se agregaron a las vestimentas piezas como el fino rebozo de Santa María del Río, así como la participación de charros y adelitas, dándole un particular toque de mexicanidad.

CON EL PASO DEL TIEMPO, EN ESTA CIUDAD SE AGREGARON A LAS VESTIMENTAS PIEZAS COMO EL FINO REBOZO DE SANTA MARÍA DEL RÍO.

CON EL PASO DEL TIEMPO, EN ESTA CIUDAD SE AGREGARON A LAS VESTIMENTAS PIEZAS COMO EL FINO REBOZO DE SANTA MARÍA DEL RÍO.

Tradición en ciernes. Torreón.

Aunque este tipo de manifestaciones se ha realizado de manera informal en cada parroquia de Torreón, este año alcanzó mayores dimensiones, gracias al interés popular.

Así, el Viernes Santo a las 19:00 horas inició la Procesión del Silencio, partiendo del bulevar Independencia y calzada Colón, con rumbo hacia la Catedral de Nuestra Señora del Carmen.

Una nutrida concurrencia ataviada con vestimentas de color negro en señal de duelo o en blanco como un símbolo místico, encabezada por el obispo de la Diócesis, José Guadalupe Galván Galindo, acompaña a la Virgen de los Dolores por su camino al calvario.

Otro ejemplo es la Iglesia de San Felipe, de la colonia Ampliación Los Ángeles, donde se apegan más a la tradición, ciñéndose a la usanza de las procesiones españolas.

AUNQUE ESTE TIPO DE MANIFESTACIONES SE HA REALIZADO DE MANERA INFORMAL EN CADA PARROQUIA DE TORREÓN, CADA AÑO ALCANZA MAYORES DIMENSIONES.

AUNQUE ESTE TIPO DE MANIFESTACIONES SE HA REALIZADO DE MANERA INFORMAL EN CADA PARROQUIA DE TORREÓN, CADA AÑO ALCANZA MAYORES DIMENSIONES.

Ver artículo original en Milenio Diario: Procesión del silencio, fervor que perdura.

También en la Ciudad de México se puede ser partícipe de esta celebración, ésta se lleva a cabo en el barrio de San Ángel.

Anuncios

2 thoughts on “Procesión del silencio, fervor que perdura

  1. Pingback: Procesión del Silencio, tradición en San Ángel | Como en el tianguis

  2. Pingback: Viernes Santo | Como en el tianguis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s