La Cuaresma. Miércoles de Ceniza.


Cuaresma proviene del latín quadragésima, ‘Cuadragésimo día (antes de la pascua)’

La cuaresma es la preparación para la Pascua, data del siglo IV, cuando se da la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia, esto con el fin de observar un espíritu penitencial y de conversión.

La Cuaresma dura 40 días y comienza con el rito católico del Miércoles de Ceniza y termina con el Domingo de Resurrección al final de la Semana Santa. El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia.

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.

Diversos grupos étnicos de México celebran estas fechas con festividades, ritos y expresiones musicales y danzas que dan riqueza e identidad cultural (Ver miércoles de ceniza en Tehuantepec).

Además, como cada viernes de Cuaresma se debe guardar la vigilia, es decir, la gente debe abstenerse de comer carne roja o privarse de algún privilegio. Esto da lugar a que podamos consumir ricos “platillos de cuaresma” propios de esta temporada del año como son los romeritos, el caldo de habas, el caldo de camarón, el caldo de charales, las tortas de papa, las tortas de charales, los nopalitos navegantes, todos los guisos a base de pescados y mariscos, los peneques rellenos de queso en caldillo de jitomate, el caldo de lentejas, etc.,  o postres como la capirotada.

.

Miércoles de Ceniza

El Miércoles de Ceniza es de fecha móvil y  anterior al primer domingo de Cuaresma y como ya se mencionó, marca el inicio de la Cuaresma.

Hoy en día en la Iglesia, el Miércoles de Ceniza el cristiano recibe una cruz en la frente con las cenizas obtenidas al quemar las imágenes o palmas benditas usadas en el Domingo de Ramos previo.

Polvo eres y en polvo te convertirás.

La ceniza, del latín “cinis”, es producto de la combustión de algo por el fuego. Muy fácilmente adquirió un sentido simbólico de muerte, caducidad, y en sentido trasladado, de humildad y penitencia, por ello representa la destrucción de los errores del año anterior al ser éstos quemados.

La ceniza (tizne) adquirió un sentido simbólico de muerte y caducidad, por eso la expresión de: ¡ya me llevó la tiznada!.

Mientras el sacerdote impone la ceniza dice una de estas dos expresiones:

“Conviértete y cree en el Evangelio” ( Mc 1,15) o “Acuérdate de que eres polvo y al polvo has de volver” (Gén 3,19)

Según la religión católica, con la imposición de las cenizas, se inicia una estación espiritual para vivir el Misterio Pascual, es decir, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

El miércoles de ceniza es el primer día de vigilia y una oportunidad para disfrutar de los deliciosos platillos de temporada.

2 thoughts on “La Cuaresma. Miércoles de Ceniza.

  1. Pingback: Dulces tradicionales mexicanos « El blog de Raffles

  2. Pingback: Semana de Pascua y Jueves de Amapolas en San Ángel | Como en el tianguis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s