Recapitulando el 2010


 

En definitiva este no ha sido el mejor de los años, aunque tampoco puedo decir que haya sido el peor.  Este año emprendí proyectos que fructificaron y algunos otros que no pudieron consolidarse,  que más que verlos como fracasos han sido nuevos aprendizajes para levantarse de cada caída y seguir adelante… ah, porque lo de terco bien que se me da.

Lo que sí puedo asegurar es que me ha dejado más cosas buenas que malas mismas que listaré a continuación:

Haciendo un recuento, tengo saldo a favor en el número de amigos respecto al año pasado.  He sabido conservar y fortalecer los que ya tenía (con mucha ayuda de l@s susodich@s), he reencontrado a varios más (gracias a las redes sociales) y he conocido nuevas personas.  El común denominador: todas son personas maravillosas que de una u otra forma me han dado lecciones, me han permitido aprender de ellas y han tocado mi vida.

Por eso ¡Gracias a todas y todos ustedes! pues me sería complicado enumerarlos a todos.

Tengo una hermosa familia que con altibajos y problemas normales me han permitido enseñarles de la vida, han soportado mis malos ratos (y viceversa) y me han dejado consentirlos, verlos crecer y compartir triunfos y aprendizajes (más no derrotas, eso no existe), lo que me ha permitido formarme aún más como persona, padre de familia e hijo de una verdadera luchadora de la vida. Como parte de mi familia he contado con el apoyo incondicional de Meli, y mis hermanitos Marquillo y Ramoncillo. Gracias por no dejarme tirar al drama y mejor aprovechar ese tiempo y esfuerzo en seguir adelante.

En salud no ha sido un buen año, pero son ciclos en mi vida y ni modo, ya tocaba que llegara, pero eso me permitió darme cuenta que cuando se tiene una responsabilidad en la vida uno no puede dejarse caer y deben sacarse fuerzas para seguir adelante, finalmente aprendí que el amor todo lo cura.

En el trabajo he aprendido cosas nuevas, he compartido momentos muy padres no con compañeros de trabajo, sino con amigos y he aprendido que más allá de un trabajo compartido hay una sinergia y un proceso de enseñanza-aprendizaje que me ha permitido crecer profesional y personalmente.  Espero ese proceso haya sido también a la inversa y haya logrado transmitir mi experiencia y conocimientos, me conformo con haber contribuido con una semilla que se convierta en prosperidad.

Otro punto bueno es que he hecho caso a la locura y a locos que me han impulsado a hacer cosas diferentes a lo que pudiera haber imaginado, aquéllas que por miedo al fracaso no había explorado y que me han mostrado una faceta distinta de mi mismo.  Ustedes saben quiénes son.

Por último, puedo estar agradecido con Dios y con la vida porque además de lo anterior, me ha permitido despertar cada día sabiendo que hay que vivirlo con intensidad, que puedo ver y sentir el sol, que tengo la capacidad de caminar y de admirar un rayo de luna, que me permite disfrutar del aroma de una flor… en fin, que me da la oportunidad de elegir mi camino, que me permite caer y aprender de mis errores y lo mejor, que me permite saber que mañana será otro día y que aunque no soy perfecto debo procurar ser mejor cada día pero sobre todo más humano.

 

¡Feliz año 2011!

Deseo que esté lleno de paz, amor, prosperidad, salud y trabajo para ustedes y sus familias.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s