La cena de navidad y el recalentado


La primera vez que Hernán Cortés miró a un guajolote en México le llamó “pavo con papada”.

Gracias a su descubrimiento, los europeos cambiaron el pavorreal por el nuevo manjar mexicano y desde que el guajolote cruzó fronteras y conquistó paladares extranjeros, se convirtió en una más de las aportaciones culinarias de nuestro país al mundo.

A pesar de que en México el guajolote se come desde la época de los aztecas, los europeos le dieron desde siempre al guajolote un toque distintivo y de realeza, pues desde que lo conocieron en el siglo XVI lo convirtieron en un símbolo de la exquisitez que sólo degustaban los miembros de la monarquía y las clases sociales altas y poco a poco fue posicionándose como un platillo navideño.

En muchos estados de la República Mexicana, los tamales son uno de los platillos favoritos para la cena de Navidad e incluso el pescado en zonas costeras, antes que el pavo, que además sigue siendo un platillo de poco acceso para mucha gente”, explica.

En las mesas mexicanas siempre hay algo en el 24 de diciembre: los platillos de fiesta sin importar el precio, pues a la mayoría de ellos se les dedica más tiempo de preparación que dinero.

En muchos pueblos mexicanos la gente se levanta desde temprano el 24 de diciembre para llevar al molino el nixtamal para hacer luego los tamales.

Los principales manjares

Lo más importante de las cenas navideñas es el ritual de preparación de los platillos. Todos los que se consideran platos típicos de Navidad llevan su tiempo de preparación y se han cocinado por años de la misma forma. Tanto el pavo, como el bacalao, los romeritos, las ensaladas de manzana y betabel y el ponche tienen su historia, son recetas antiguas, la más joven de ellas le pertenece a la ensalada de manzana y se tienen registros de las primeras recetas en los años 50 y por lo menos llevamos 200 años comiendo pavo de la misma forma que hasta ahora.

“Tenemos años sin modificar el menú navideño, no hay modas en estos platillos, la mayoría de los platillos que los mexicanos comen en Nochebuena son tradicionales y los mismos que degustaron sus padres y abuelos”

Cada receta se prepara a la mexicana, pues a pesar de que el bacalao se come en España, no tiene nada que ver con el que comemos en México. “Todos los patillos se preparan a la mexicana, nuestro ponche, por ejemplo, lleva tejocote y guayaba, ingredientes 100% mexicanos y no tiene nada que ver con lo que se conoce como ponche en el resto del mundo”.

¿Quieres saber cómo preparar el Revoltijo de romeritos?

De origen prehispánico

Otros platillos navideños tienen incluso origen prehispánico, como los romeritos (preparados con mole), que son quelites, plantas nativas de México  y el sur de los Estados Unidos (antes territorio mexicano) y que junto con el pavo son quizá el platillo más antiguo relacionado con la Navidad, aunque éste a diferencia del guajolote sólo ha conquistado los paladares nacionales.

Para los aztecas, los romeritos eran un tesoro de la cocina debido a su alto valor nutritivo y lo obtenían antes del deshierbe de la milpa, los consumían como verdura. Más tarde del encuentro de culturas, esta planta tomó nuevos sabores combinándose con mole y después con tortitas de camarón.

Se trata de una de las recetas más antiguas y favoritas de los mexicanos en épocas navideñas y de cuaresma, que siempre ha estado relacionada con las celebraciones católicas.

Igual que los buñuelos, que eran preparados por monjas y que en algunos estados de la República son un platillo navideño tradicional.

Así, los romeritos, el ponche, el pavo, el bacalao, las ensaladas, los buñuelos, la pierna de cerdo, el pozole, los tamales, los moles o cualquier otro platillo tiene una garantía: es sabroso, casi por el simple hecho de ser mexicano.

El recalentado

Como parte de las tradiciones mexicanas se tiene El recalentado que es parte de la cena de navidad que se ofrece a los vecinos y familiares para degustarlo al día siguiente a la nochebuena, ya sea llevando un poco de los platillos o invitándolos a casa como una extensión de la cena navideña.

Se dice que el recalentado es más rico que la cena de navidad pues “ya agarraron más sabor” los platillos.

Anuncios

One thought on “La cena de navidad y el recalentado

  1. Pingback: Dulces tradicionales mexicanos « El blog de Raffles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s