Los alebrijes


Es como un sueño cuyo escenario es  la Ciudad de México, caminando y siendo rodeado de seres fantásticos como armados de rompecabezas distintos que forman entes con partes de diversos animales y vestidos de llamativos colores.  No asustan, al contrario, causan una magia infinita llena de admiración ante sus manos creadoras. Este no es un simple desfile, vemos transitar historia, música y tradición de México, es esencia pura de la imaginería nacional.

Rafael G. Córdova

Cada  tercer sábado del mes de octubre desde hace ya varios años, la Ciudad de México vio colmarse su principal avenida de monumentales seres fantásticos surgidos de la imaginación y de las manos de los artesanos mexicanos, ahí nos vimos reducidos a unos pequeños observadores ante la magnitud de estos seres de más o menos 4 metros de altura, 2.50 metros de ancho y con un largo sin restricción de medida.

El 8° DESFILE DE ALEBRIJES MONUMENTALES se realizará el sábado 15 de noviembre de 2014, a partir de las 10:00 horas, iniciando en el Ángel de la Independencia, por Paseo de la Reforma, Sevilla y llegando a la Av. Álvaro ObregónAl término del desfile los ALEBRIJES MONUMENTALES permanecerán para su exhibición pública en el camellón de la Av. Álvaro Obregón, del sábado 15  al 30 de noviembre de 2014.

.

Los Alebrijes son una representación controvertida, original, angelical y monstruosa a la vez, que proyecta distintas emociones y actitudes, éstas y muchas otras razones convierten al desfile en una verdadera fiesta popular, en la que, además de disfrutar las magníficas creaciones, se mantiene el objetivo de impulsar y difundir el trabajo de los artesanos mexicanos. 

Museo de Arte Popular

En la 5a edición del Desfile de Alebrijes Monumentales del Museo de Arte Popular, en 3 alebrijes se combinó la tecnología con la tradición artesanal, dado que el Instituto Politécnico Nacional presentó El Aguiburro, el P-ESIME Pezadilla y el Cyberburro , alebrijes robotizados quese mueven de forma autónoma a través de un sistema de baterías y rutinas programadas para controlar sus movimientos.

El desfile de los alebrijes es la única fiesta sin implicaciones políticas ni religiosas que se realiza en el país.

Walther Boelsterly

Personalmente y como parte del equipo de trabajo del Museo de Arte Popular, formé parte de la primera edición de este desfile desde el armado, elaboración y decoración del alebrije participante del museo (cuerpo de armadillo, cola de alacrán y 3 cabezas: jaguar, águila y serpiente), hasta la parte de difusión y logística del evento. Estas son experiencias invaluables que me han permitido apreciar la importancia de estos esfuerzos de preservación de nuestras tradiciones y que a partir de la gran respuesta desde su primera edición ha cambiado su hora y ampliado su recorrido con respecto a su primera realización.

Alebrije del MAP 2007

.

La Noche de los alebrijes incluye diversas actividades como el Desfile de alebrijes monumentales, el concurso de cuento, el concurso de obra de teatro, entre otras muchas actividades.

Para mayor información consulte la página del Museo de Arte Popular o de la Asociación de Amigos del Museo de Arte Popular y conozca el recorrido.

Los Alebrijes

El alebrije, es parte del arte popular mexicano y representa a un animal imaginario, conformado por elementos de fauna y flora diferentes, se fabrica  en dos ramas artesanales principalmente: cartonería, que es representativa de la Ciudad de México y madera tallada, en San Antonio Arrazola, Oaxaca.

Los alebrijes tallados en madera son elaborados con el árbol de copal, del que también se extrae el incienso; su madera es manejable y suave la cual es trabajada durante los primeros ochos días después del corte, se talla y pule a mano. Algunas figuras se arman con diversas piezas para finalmente pintarse conforme a la imaginación y creatividad de cada artesano.

En cuanto a los alebrijes de cartonería, comienza con la elaboración de una estructura de alambre o carrizo que funciona a manera de esqueleto para darle forma y soporte, después se moldea el cartón y el papel con pasta de trigo para hacer un engrudo y se deja secar para su posterior decoración.

El origen de los alebrijes es un tanto incierto lo que agrega a este ser un dejo de misticismo por las diversas versiones que existen en torno a ellos, aunque Walther Boelsterly, Director del Museo de Arte Popular, hace referencia a los dragones chinos y a Quetzalcoátl como los principales antecedentes de los alebrijes.

La versión más conocida sobre su origen dice que en 1936 a la edad de 30 años, Pedro Linares López quien era cartonero de oficio originario de la ciudad de México, enfermó quedando inconsciente y en un profundo sueño el cual le revelaría criaturas extrañas que cambiarían su destino como artesano de la Merced. Enfermo y sin acceso a médicos que pudieran tratar su enfermedad, sus hermanas, con remedios caseros trataron de hacer que reaccionara sin tener éxito, al final no podían hacer nada más que rezar y encomendarse a los santos por la salud de su hermano. En cama e inconsciente, Pedro soñaba un lugar extraño e interesante, muy apacible; algo así como un bosque donde había árboles, rocas y animales; podía ver las nubes y el cielo de aquél mágico escenario. Él decía que todo estaba en calma, que no sentía dolor y estaba feliz de estar caminando en ese lugar, pero de repente, las rocas, las nubes y los animales se convirtieron en criaturas extrañas, eran animales que no podía distinguir ya que eran de una naturaleza muy extraña. Don Pedro vio un burro con alas, un gallo con cuernos de toro, un león con cabeza de perro. Todos estos animales gritaban una sola palabra: “Alebrijes”, gritaban más y más fuerte: “¡Alebrijes, Alebrijes, Alebrijes!”.

Pedro siguió su camino en aquél fantástico sueño y al recorrer un camino de piedras vio a un hombre caminando tranquilamente y le pidió ayuda para salir de aquel lugar. El hombre le dijo que él no debía estar en ese lugar todavía y que tenía que caminar más adelante, a unos cuantos metros había una salida. Pedro corrió y corrió hasta estar frente a una ventana estrecha, por la cual apenas pudo escabullirse y en ese momento despertó. En medio de su propio velorio se levantó repentinamente, se escuchó una expresión de asombro entre rezos y exclamaciones al verlo reaccionar de lo que parecía su muerte. Después de ese momento y Pedro ya totalmente recuperado, empezó a recordar su sueño y quería que su familia y todas las personas conocieran a esos animales fantásticos. Aprovechando su habilidad de cartonero, Pedro Linares tomó un pedazo de papel y moldeó esas figuras, las pintó igual que como estaban en sus sueños, dándole vida a los “Alebrijes”.

Estas esculturas fueron descubiertas por sus primeros clientes quienes eran maestros pirotécnicos, luego por la cineasta Judith Bronowski, quien dio a conocer a nivel mundial la historia de los alebrijes y el maestro Pedro Linares López, a través de un documental que el mismo produjo y dirigió. Pedro Linares recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes 1990 por su gran trayectoria artística y por su creación: Los Alebrijes.

Existe otra versión de la familia Jiménez de Oaxaca, quienes afirman que desde 1927 cuando Manuel Jiménez era un niño, tallaba madera con una navaja en sus tiempos libres mientras trabajaba en el campo; tiempo después comenzó a venderlas en casas de Oaxaca, y en 1957 un norteamericano conoció su trabajo y le dio la oportunidad de llevar sus figuras al extranjero.

“Los alebrijes son entendidos como animales fantásticos y los entendemos como mexicanos porque tienen origen en Oaxaca en 1927 con la familia Jiménez, ellos tenían un árbol que crecía torcido y semejaba animales, pero en realidad son figuras míticas que hemos adoptado y a las que les hemos dado un toque especial”.

Walther Boelsterly.

Una versión más habla sobre el pintor mexicano José Antonio Gómez Rosas, apodado El Hotentote, que en su paso por la Academia de San Carlos, en donde se organizaba anualmente un baile de máscaras, se le pidió una serie de telones, por lo que encargó a su cartonero Pedro Linares que hiciera una nave y un Alebrije. Ante esta petición Linares le preguntó al pintor cómo hacerlo, a lo que éste le contesto: toma un Judas, y ponle cola y alas de murciélago. En las pinturas de El Hotentote frecuentemente aparecen figuras zoomorfas y fantásticas, en las que se combinan partes de reptiles, aves, anfibios, insectos y mamíferos, al igual que diferentes épocas y estilos.

Lo único cierto es que los alebrijes son parte de México y una herencia cultural que éste brinda al mundo, una herencia llena de magia, color, imaginación y tradición.

Acerca de estos anuncios

One thought on “Los alebrijes

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s