San Antonio de Padua. El santo de las solteras.


San Antonio bendito
mándame un noviecito .
Convenga o no convenga
¡ pero que venga ¡

Autor: Omar Nava

Cuenta la tradición que San Antonio es el fiel ayudante de las casaderas (aunque también hombres lo visitan) y de quienes tienen problemas del amor. Miles de mujeres acuden a él para implorarle que les consiga pareja y no se queden para “vestir santos” (solteronas), como dice un dicho popular.

El 13 de junio se celebra a San Antonio de Padua, el santo que por tradición se le considera el santo que ayuda  a las mujeres solteras a conseguir novio o esposo aunque también se le invoca encontrar objetos perdidos y además fortalece el matrimonio.

No se conoce la razón por la que esta tradición se inició y más que tener un sustento teológico, es una tradición que se le adjudica al nacido en Italia. Se considera que una de las explicaciones posibles de que se haya relacionado a San Antonio con el amor, es que durante su juventud, el santo fue asediado por pasiones humanas.

.

La iglesia católica considera que esta curiosa tradición que ha sido retratada muchas veces en la cultura popular, es una “superstición” y una falta de respeto, aunque no es un pecado porque la gente no lo hace con el afán de ofenderlo, lo hacen de buena fe, pero creemos que no es necesario ponerlo de cabeza para que nos ayude.

A través de los años, se han modificado y renovado ritos, oraciones y novenas para San Antonio de Padua. A algunas mujeres les ha hecho el milagrito, otras aguardan la intercesión del santo. Otras más, prefieren hacerlo por sus propios medios.
En su día, muchos templos que llevan su nombre se abarrotan por mujeres que buscan novio o esposo. Llevan velas blancas, imágenes del santo, fotos, peticiones escritas en papel,  monedas, entre otros objetos propios de la tradición.
Para que San Antonio de Padua haga caso de la solicitud de la casadera, según la tradición ésta debe de traer consigo trece monedas de la misma denominación, de preferencia regaladas, para ofrecerlas a una de las figuras de San Antonio colocadas “de cabeza”, así castigado hasta que la mujer encuentra buen novio o marido.

En la Ciudad de México, se acostumbraba que las mujeres casaderas salieran a pasear a la Alameda Central, donde conseguían las trece monedas que marca la tradición y cruzaban al Templo de  “San Juan de Dios” donde realizaban su ofrenda y su solicitud ante la imagen de San Antonio de Padua que ahí se encuentra. El Templo de  “San Juan de Dios” está ubicado en la Plaza de la Santa Veracruz (Av. Hidalgo 45, Centro Histórico) y fue construido en el siglo XVII como parte del Ex – convento de San Juan de Dios.

Actualmente, se acostumbra llevar un listón rojo que se pone bajo el altar a San Antonio de Padua mientras se reza la siguiente oración:

¡Oh glorioso Antonio! Yo bendigo al Señor que te hizo aparecer en el mundo para bien de la humanidad.

Dios se complació en derramar sus dones por tu conducto, y valiéndose de ti, se mostró Padre cariñoso y solicito de los mortales. ¡Cuántos desconsolados recurrieron a tu caridad para que les dieras alivio en sus penas!

¡Tú alcanzaste con tus oraciones que las cosas perdidas fueran halladas, que se restableciera en los matrimonios la paz y lograste ser llamado el Santo de los milagros por el gran número de ellos que Dios obró por tu medio para remediar las miserias y necesidades de las almas.

En Morelia, Michoacán, por ejemplo, existe un rinconcito que reúne más de 600 imágenes de San Antonio de cabeza. El conocido Rincón de las Solteronas, no está en ninguna capilla o sitio sagrado, sino en el restaurante-galería San Miguelito.

Entre los cientos de imágenes de San Antonio de cabeza, se cuentan una estatua tamaño real, óleos del siglo 16 y hasta un títere traído desde Alemania por una cliente asidua.

Las solteras colocan 13 monedas a los pies de la imagen (de preferencia regaladas por 13 mujeres enamoradas o casadas), posteriormente la mujer en edad de merecer tiene que dar trece vueltas a una fuente colocada en el centro del rincón, encender una vela y rezar una simpática oración, que es la que sigue:

“¡Oh! glorioso San Antonio, santo de mujeres, no te estés haciendo pato y consígueme un marido aunque te tardes un rato. Mira que ya no resisto este loco afán de amar, atiende San Antonio mis ruegos que no me quiero quedar.

“No te pido un guapo mozo, ni lo quiero con dinero. Sea un feo o andrajoso o hasta un simple ranchero. Tampoco quiero exigirte un flamante diputado, sino un humano cualquiera, sea solo, viudo o divorciado.

“No me importa que esté picado, que sea cojo o esté ciego, pues si tú así me lo das yo lo acepto desde luego. Escúchame Toño mío, óyeme santo glorioso, consígueme un baboso que se atreva a ser mi esposo.

“Mira que si no lo haces y conmigo eres ingrato, por Dios que te ha de pesar pues de cabeza te has de quedar. Pero no, ¿verdad que hoy sí escuchas mis rezos? Bueno señor San Antonio, santo de mi devoción en ti tan sólo confío y échame tu bendición”.

 .

El rincón resulta esperanzador para muchas: está retacado de fotos de bodas “concedidas” y hay un libro de visitas en el que las afortunadas dan gracias por el milagro. A las que todavía no se les cumple escriben las características de lo que desean:

“Un novio bueno, guapo, millonario, trabajador y fiel”, se lee entre las hojas de los 12 cuadernos repletos de escritos que rebasan las 20,000 solicitudes.

En diversos estados se han erigido parroquias en honor al santo:

San Miguel de Allende. El fin de semana posterior a la fiesta del santo se realiza el tradicional desfile llamado “los locos de San Antonio”. Devotos portan disfraces extravagantes: los hombres se visten de mujeres y viceversa.

Cuernavaca. La fiesta se lleva a cabo en el barrio de San Antón, con pirotecnia, danzas aztecas y concheros.

Durango. Aunque está la imagen de San Antonio en un nicho de este templo de cantera, la gente venera más a la del Cristo Crucificado conocida como “El Señor de Mapimí”.

About these ads

8 pensamientos en “San Antonio de Padua. El santo de las solteras.

  1. Pingback: La Alameda Central « Como en el tianguis

    • Gracias Miguel, es muy reconfortante ver que hay personas que desde lejos extrañan esta tierra y sus tradiciones, y que podemos ser un vehículo para llevar conocimiento y nostalgia. Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s