Dulces tradicionales mexicanos


La dulcería es una añeja tradición mexicana con raíces prehispánicas que sumadas a las coloniales, hace de los mexicanos, golosos dulceros.

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del pulque y del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado, del mezquite, así como mieles extraídas de las hormigas, avispas y abejas, además de varias palmas y raíces, y que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

Con la miel elaboraban alegrías de amaranto y palanquetas de semillas de calabaza y cacahuate. El aguamiel recalentado se usaba para bañar frutas y las mujeres machacaban el fruto del nopal −la tuna−, hasta obtener una capa dulce y transparente que se revolvía con amaranto y se servía como postre, como un verdadero manjar de dioses.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, y con la intención de apoyar a la evangelización del nuevo mundo infinidad de conventos y órdenes religiosas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, acentuándose en diferentes puntos del país como Puebla, Michoacán, Querétaro entre otros estados de la República, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos.

Era muy común que las familias adineradas apoyaran económicamente a las religiosas para la manutención de los conventos y ellas a su vez fueron creando dulces para agasajar y agradecer a sus bienhechores. De sus establos y granjas provenía la leche para la creación de rompopes, jamoncillos de leche, cajetas, ates y una infinidad de variantes que con el tiempo y con el paso de los siglos fueron adoptados por la población en general siendo íconos de las gastronomías locales de cada región del país.

Para la elaboración de los dulces típicos, los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña de azúcar, la leche y el huevo. Los principales ingredientes de los postres actuales en México llevan frutas, leche, piloncillo y canela.

En los mercados podemos encontrar las alegrías hechas de amaranto, las pepitorias, elaboradas con pepita de calabaza, las palanquetas hechas con nuez o cacahuate, los macarrones de leche azucarada, cocadas, diversos dulces de leche, jamoncillos de pepita, acitrón, tamarindos enchilados dulces y salados, charamuscas estiradas, trompadas, rompemuelas, frutas cubiertas y cristalizadas como la calabaza, chilacayote, higo, piña, naranja, tuna y limones rellenos de coco. Crujientes morelianas, jaleas, obleas, peladillas y cajetas.

.

El mercado de dulces de la Ciudad de México es toda una tradición. Está ubicado en el límite norte del Centro Histórico de la capital, sobre la Avenida Circunvalación, a un costado de la Merced, y ahí puede uno encontrar todo tipo de golosinas, principalmente mexicanas. Son 151 locales distribuidos en 12 pasillos que forman lo que es el mercado original, el cual, a través del tiempo se ha extendido por los alrededores.

.

.

Ejemplos de dulces tradicionales son:

Dulce cristalizado: fruta fresca bañada varias veces en azúcar hirviendo hasta quedar como una deliciosa joya. ¿Te imaginas comer chile manzano, aguacate, nopal, pepino, cebolla, jitomate, chayote, xoconostle, chilacayote, limón o zanahoria “emborrachados” de azúcar?

Dulce de leche: Macarrón. Tronquitos de dulce hechos a base de leche y azúcar envinada. Mostachón. Besos de dulce de leche envinado y adornado con nuez.

Dulce de coco: Veladora. Dulce hecho a base de coco rallado fino con sabor de vainilla o limón, horneada. Barra dorada. Rayado fino de coco natural, sin saborizantes, horneada con o sin pasas. Barra de nuez. Pulpa de coco molido, mezclado con nueces y sabor a maple horneada. Yemitas. Bolitas azucaradas de pulpa de coco, tres veces molida con sabor de anís, fresa, piña y durazno. Rompemuelas. Pirámides de coco, molido grueso, con semilla de amaranto, ajonjolí y piloncillo.

Alegrías: semillas de amaranto tostadas, unidas por miel de azúcar.

Palanqueta: crujiente cacahuate tostado, mezclado con piloncillo.

Calabaza: Es famosa la calabaza en tacha para las fiestas de muertos, el calabazate y sus semillas son consumidas a diario, muchas veces sin saber que puede ser remedio contra los parásitos intestinales.

Los muéganos y buñuelos se preparan con harina de trigo.

Los chongos zamoranos son originarios de Michoacán y se preparan con leche cortada con pastillas de cuajo, jugo de limón y almíbar con canela.

Las obleas son delgadísimas láminas de trigo, las mismas que se utilizan para las hostias: se hacen redondas, se les agrega un poco de jarabe de maíz y se doblan por la mitad; en la orilla se les coloca semillas de calabaza -pepitas sin cáscara-, y suelen ser de colores.

La cajeta mexicana tiene su origen en la ciudad de Celaya, Guanajuato, y se realiza con leche de cabra y de distintos sabores: quemada, envinada y de vainilla.

Los merengues se preparan con claras de huevo y azúcar, pero se les agrega un poco de pulque. Los gaznates, que son láminas delgadas de harina, se rellenan de la mezcla del merengue y de la misma forma se hornean.  Recuerdo lo deliciosos que son los merengues con jugo de limón, muy buenos “para la tos” decía mi madre, aunque el pretexto para consumirlos era lo de menos.

Las llamadas “glorias”, exquisitos dulces de leche, miel de maíz, vainilla y nuez, dulces típicos de Nuevo León.

Muy conocidos y apreciados también, son los dulces de tamarindo y azúcar, que también se preparan con sal o con chile.

.

Los volados que los merengueros jugaban fueron toda una tradición y, su -¿sencillo o doble?- era la invitación a jugar y ganar dos merengues por el precio de uno o a pagar dos veces el mismo merengue en caso de perder. Aún es posible encontrarse con algún merenguero, charola al hombro y repleta de estas delicias para disfrute de chicos y grandes, aunque los “volados” quedaron para la historia.


Además de los dulces ya mencionados, se puede hacer mención especial de los ates de Morelia, el chocolate de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, los camotes de Puebla, los mazapanes de Veracruz, las cocadas de Jalisco, los pellizcos de Colima, las charamuscas de Querétaro y Guanajuato, y las trompadas de Morelos –que tanto gustaban a mi abuelo-. A pesar de la industrialización, estos dulces, siguen teniendo éxito porque ninguna otra golosina los ha podido superar aunque su consumo se ha visto disminuido.

En México no hay celebración sin que haya un dulce apropiado para la fecha: posadas con piñata, llena de frutas y colaciones; cuaresma con capirotada; navidades con buñuelos y su miel de piloncillo, guayaba y canela; día de muertos con calabaza en tacha y calaveras de dulce, chocolate y amaranto, toda clase de estos dulces para las fiestas patrias, entre otras festividades.

Los dulces tradicionales mexicanos tienen historia, son historia, son patrimonio y cultura, aquí lo importante es la familia y la tradición, el cuidado y el orgullo de ofrecer el dulce mejor elaborado, más colorido y alegre que se vuelve ofrenda y convivencia familiar.

Una tradición mexicana que casi está extinta son los carritos de camotes y plátanos machos horneados que anuncian su producto con un silbato agudo y tan clásico, que era imposible confundirlo, acompañado de su grito de: ¡Hay camotiiiis!, quienes junto al vendedor de obleas con su triángulo que hacía sonar y el de los ¡meeeerengeeees!, hacían que al escucharlos corriéramos a comprar los deliciosos dulces. Lamentablemente estos son oficios y sonidos que poco a poco van quedando en el olvido.



Acerca de estos anuncios

20 thoughts on “Dulces tradicionales mexicanos

  1. Muy curioso… fíjate que en mi casa sigue pasando el señor de las obleas con su triangulo, el de los camotes con su sonido tan peculiar. :)

    • Que bueno sería que en toda la ciudad se pudieran conservar esas profesiones y sonidos tan tradicionales, por donde yo vivo sólo persiste el señor de los camotes y no es de todos los días, pero aún la señora de los dulces vende macarrones, cocadas y borrachitos.

  2. Pingback: Día de los santos inocentes « El blog de Raffles

  3. Pingback: Las Piñatas. Historia. « El blog de Raffles

  4. Pingback: Las Posadas. Tradición puramente mexicana. « El blog de Raffles

  5. Pingback: El pulque y las pulquerías « Como en el tianguis

  6. Hola buen dia me gustaria saber de algunos proveedores que vendan dulces tipicos para el dia de muertos y si los pueden enviar a domicilio espero me puedan ayudar gracias.

  7. llevo desde el año 1973 sin posar Mexico y realmente es muy dificil conseguir los dulces en España o el resto de Europa, y ya no digo nada las recetas, llevo años buscando recetas y solo he encontrado dos, es triste pero lo unico que veo son fotos o reportajes, pero ni quien los comercialice ni la recetas

    • Hola Carmen, de antemano quiero agradecerte por leer este blog, y me imagino que si es complicado conseguir los dulces allá y más quedarse con el antojo de probarlos o comerlos nuevamente. La verdad es que este espacio nunca se plateó para convertirse en un espacio de cocina con recetas, pues hay tanta diversidad y distintas preparaciones de un mismo platillo que se complicaría demasiado, pero entiendo tu punto y te ofrezco buscar las recetas y enviártelas (o publicarlas aquí) en la medida de lo posible, sólo indícame cuáles dulces quisieras elaborar para poner manos a la obra. Saludos

  8. No hay como nuestra comida y nuestros gustos sin lugar a dudas, para quienes buscan recetas den clic en mi nombre y entrarán a mi blog de recetas mexicanas donde comparto tradicionales platillos con su forma de preparación detallada, espero que les guste y disfruten de la sabrosa comida mexicana.

    • Hola Jen, nuestro país es tan extenso y hay tanta variedades de dulces que ciertamente no creo que estén todos los dulces de México, pero si quieres contarnos de algunos más que tú conozcas, sería fantástico. Saludos

  9. Pingback: Oficios y sonidos de antaño | Como en el tianguis

  10. Hola es muy buena la página, yo quiero saber si me puedes ayudar a saber la receta del mostachon y los tronquitos de leche lis quiero elaborar son geniales espero y me ayudes gracias

  11. En la capital de mexico venden unos dulces que le llaman gaznates pero yo quiero saber de los gaznates que son como quezadillas amarillas con un poco de coco y rellenas de merengue y te las dan en papel encerado

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s